Reforma de piso esquiero en Barcelona

Las fincas esquineras tienen habitáculos de forma triangular o trapezoidal que suelen complicar la distribución…. o darle carácter.

En este proyecto de interiorismo se deseaba una cocina abierta al comedor y se convirtió en una zona totalmente de paso entre el vestíbulo y la parte delantera de la vivienda. No podía ser una cocina al uso ni integrada en la decoración, por lo cual se decidió crear un cubículo completamente blanco como contrapunto con el resto de la vivienda en tonos cálidos. Al diseñarla de esta forma se dejaba claro que la cocina se ha tratado como un núcleo independiente de la vivienda.

Para la sala de estar se diseñó un mueble exclusivo en roble teñido que ayuda a delimitar la zona de estar con la de comedor y la de estudio. Para el dormitorio se diseñaron unos armarios totalmente integrados de gran capacidad y en el recibidor se construyó un mueble en color granate para tapar los contadores y usar como auxiliar a la vez que un gran armario lacado con lámina de plata, sirve como guardarropía.