Restauración de elementos arquitectónicos

En este proyecto de interiorismo se trataba de reformar un piso estrecho y compartimentado en el Eixample de Barcelona conservando varios elementos arquitectónicos dignos de preservar.

En la ejecución de la obra se derribaron tabiques, eliminando de esta manera pequeñas habitaciones, esto nos permitió realizar una redistribución del espacio con estancias más amplias y luminosas.

La cocina se ubicó en la zona de paso entre el vestíbulo y el salón, dispone de todos los electrodomésticos integrados, ayudando a compactar el espacio que comparten.

El pavimento hidráulico se restauró y limpió. Las puertas y ventanas se dotaron de cristales térmicos y se restauraron.

Los falsos techos, carentes de interés, se eliminaron y se dejó en la mayoría de espacios la bóveda de obra vista.