Proyecto de arquitectura corporativa

Algunos negocios precisan que los clientes no tengan prisa por marchar, cuanto mas tiempo pasen en el, más productos pueden descubrir. Una parafarmacia suele ser un local aséptico, en el cual eliges lo que has ido a adquirir y te vas…

Nuestro cliente sin embargo, tenia claro que en sus estanterías habrían productos que en la mayoría de casos se adquieren de forma caprichosa, para ello había que conseguir que al visitante le apeteciera investigar sin prisas entre los estantes.

A este fin, se diseñó un espacio acogedor, con algunos elementos típicos de una vivienda y teniendo en cuenta que el local es muy pequeño y no convenía abarrotarlo de género, se opto por exponer muy pocas unidades de cada producto y dotarlo de algunos muebles cerrados a modo de almacén para reponer existencias.

Todo el mobiliario fue diseñado especialmente para este local, a excepción de la mesa central que se adquirió en un anticuario.